Jornada de Andersen Tax & Legal “Nuevo Gobierno en Cuba”

Pie de Foto: Pavel Vidal y Jaime Olleros

Cuba debe afrontar los nuevos retos de la economía impulsando la producción interna y la inversión extranjera

• Pavel Vidal afirma que con la desaparición del CUC, el Gobierno debe devaluar la tasa de cambio oficial y, con ello, impulsar un ajuste del sector estatal, una reforma del empleo y una nueva estructura del sector privado
• Jaime Olleros sostiene que hay que ser consciente de la situación en Cuba y tener capacidad financiera para mantenerse en el país durante los próximos años de cambio

Cuba se encuentra en un momento de cambio en el que los nuevos dirigentes deben adoptar decisiones que se han ido posponiendo hasta este momento pero que suponen un nuevo reto para posicionar la economía cubana impulsando la producción interna y la inversión extranjera.

Así se ha pronunciado el socio director de Andersen Tax & Legal en España, Jaime Olleros, durante la jornada Nuevo Gobierno en Cuba, ¿nuevas perspectivas económicas?, organizada por la firma y en la que ha participado el reconocido economista cubano Pavel Vidal, doctor en Economía por la Universidad de La Habana.

Durante su intervención, Jaime Olleros ha sostenido que la inversión extranjera en Cuba se consolida como uno de los motores de la economía y que su marco jurídico está basado en la ley de inversiones extranjeras. En este punto, ha asegurado que ofrece oportunidades para empresas de otros países, no solo las expuestas en la cartera de inversión, sino también por las necesidades de la propia sociedad.

“El cambio económico se está produciendo y pasa por la unificación monetaria”, ha manifestado el socio director de Andersen Tax & Legal en España, quien ha apuntado al efecto en costes salariales, precio y fuerza del trabajo que va a tener este cambio. Para Jaime Olleros, Cuba tiene un importante reto para los próximos años y los empresarios deben ser “conscientes de la situación del país al iniciar sus negocios pero también ser pacientes y tener capacidad financiera para los próximos años de cambio”.

Por su parte, Pavel Vidal, que ha realizado un análisis de la situación económica de Cuba durante los últimos años y una comparativa con países de Latinoamérica, ha indicado que los empresarios que trabajan en la isla mantienen el interés por invertir en el país.

Según ha explicado, la convivencia del peso cubano con el peso convertible (CUC), supone la existencia de una tasa de cambio subsidiado, por lo que “hay un sector empresarial que se ha mantenido sobreviviendo con el subsidio implícito que implica el cambio”. En este punto, ha apostillado que con la desaparición del CUC, que no se completó en los años 90 con el inicio de la reforma monetaria, “se necesita un mayor ajuste del sector estatal, una nueva reforma del empleo y una nueva estructura del sector privado” que incorpore trabajadores e impulse la economía que cede el sector público.

 

Compartir